Las Zonas de Bajas Emisiones y lo que vendrá

Puede que las siglas ZBE no te digan nada, todavía. Pero después de leer este artículo y descubrir a qué hacen referencia seguro que ya no se te olvidan. ¿Hemos despertado tu curiosidad? Pues sigamos:

¿Qué son las ZBE?

Descartemos posibles respuestas tales como: un nuevo partido político, una enfermedad o una marca de ropa hipster y vayamos directamente al grano. Las siglas ZBE hacen referencia a las Zonas de Bajas Emisiones, zonas definidas geográficamente para restringir el acceso de vehículos contaminantes y así reducir la polución en el aire. 

Aunque ya hay más de 300 zonas de bajas emisiones en toda Europa, en España, por ahora, solo tenemos dos activas: una en Barcelona y otra en Madrid. 

Normalmente, estas zonas suelen estar ubicadas en las grandes ciudades, cubriendo las áreas con mayor densidad de tránsito vehicular. En el caso de Barcelona, la Zona de Bajas Emisiones abarca 95 km² e incluye toda el área que queda entre la Ronda de Dalt y la Ronda Litoral (prácticamente toda la ciudad, sí, a excepción de la Zona Franca y los barrios de Vallvidrera, Tibidabo y Les Planes). Esta ZBE, en concreto, funciona limitando el acceso todos los días laborables de 7.00 a 20.00 horas y desde su puesta en marcha, el pasado 1 de enero de 2020, ya ha evitado que más de 50.000 vehículos contaminantes entren en la ciudad. 

Con esta  nueva medida, el gobierno pretende cumplir con los límites establecidos por la Organización Mundial de la Salud para proteger a la población que, a diario, se ve afectada por las emisiones de NOx y de las partículas en suspensión de los vehículos de combustión.

¿A quién afecta y a quién no esta restricción?

Las ZBE afecta a todos los vehículos contaminantes que no tienen el distintivo ambiental de la DGT:

  • Turismos de gasolina anteriores a la norma Euro 3, matriculados antes de enero del 2000, y los automóviles diésel anteriores a la norma Euro 4, matriculados antes del 2005 o 2006.
  • Furgonetas matriculadas antes del 1 de octubre de 1994 (previas a la entrada en vigor de la normativa Euro 1)
  •  Motos y ciclomotores matriculados antes de enero del 2003 (anteriores a la normativa Euro 2). 

Las ZBE no afecta a los vehículos que dispongan de una de estas etiquetas ambientales de la DGT:

Esto incluye las motos eléctricas de batería, como la RAY 7.7, que tiene el distintivo Cero emisiones (azul).

Además, también quedan exentos estos otros casos:

  • Los vehículos dedicados al transporte de personas con movilidad reducida (VPMR).
  • Los vehículos de personas que siguen tratamientos médicos periódicos y personas con enfermedades que condicionan el uso del transporte público.
  • Los vehículos de servicios: servicios médicos, servicios funerarios, protección civil, bomberos, policía y cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado.
  • Los vehículos extranjeros que cumplan los requisitos tecnológicos de acceso a la ZBE.

¿Cómo se controla el acceso a las ZBE?

En el caso de Barcelona, por ejemplo, la ciudad cuenta con un sistema informatizado de 70  cámaras y 20 puntos de vigilancia para controlar por radar las matrículas de los vehículos autorizados a circular dentro de la Zona de Bajas Emisiones y, a partir del 15 de septiembre del 2020, se impondrán multas:

  • De 100 a 499 euros para infracciones leves (por circular por la ZBE con vehículos de las categorías L, M1 y N1 -que incluyen coches y motos-). 
  • De 500 a 999 euros para las infracciones graves (circular con vehículos de las categorías M2, M3, N2 y N3). 
  • Y multas de hasta 1.803 euros para las infracciones muy graves (circular por la ZBE con los vehículos más contaminantes en caso de haberse declarado un episodio de contaminación del aire por el órgano competente de la Generalitat). 

Además, las sanciones pueden incrementarse en un 30% en caso de reincidencia.

El futuro de las ZBE

Que las limitaciones irán a más es un hecho.

La contaminación del aire no es compatible con el bienestar social y cada vez son más las alternativas de movilidad sostenibles que nos dejan sin excusas para cambiar las cosas. En nuestras manos está cambiar la manera de movernos, mientras los gobiernos adecuan la normativa a esta necesidad. Es por eso que, en un futuro no muy lejano, sólo se permitirán vehículos de emisiones cero en las ciudades. 

Y si tenemos en cuenta que 3 de cada 10 vehículos que transitan por Barcelona son ciclomotores o motocicletas, nuestro consejo sería que hicieras un click a este link (www.ray,eco) y descubrieras todas las ventajas de la Ray 7.7. Y así ya te acabas de convencer de que la moto eléctrica, más que ser parte del futuro, es parte del presente y que, además, muy pronto, será la única manera legal de acceder y moverse libremente por tu ciudad.

Share on facebook
COMPARTIR EN FACEBOOK
Right Menu Icon