Historia de una moto eléctrica

LA RAY 7.7 DE PRINCIPIO A ACTUALIDAD

Cuando tienes muy cerca la meta siempre está bien echar un ojo atrás, a través del retrovisor, y recordar cómo ha sido el camino recorrido. Llevamos tiempo trabajando en la RAY 7.7, y ahora que estamos testeando el prototipo preserie creemos que es el momento perfecto para contar cómo ha sido todo el proceso.

RAY 7.7, UNA MOTO ELÉCTRICA DE ALTO VOLTAJE

La idea de crear una moto de alto voltaje apareció en 2018 y, desde entonces, no hemos dejado de trabajar ni un solo día para que sus ruedas toquen el asfalto. Nuestro plan partía de un objetivo clave: hacer las cosas de otra manera. Nos dimos cuenta de que, con la tecnología existente se podía ofrecer una moto eléctrica urbana sostenible sin tener que renunciar a la velocidad, al diseño o a la autonomía, y que no tenía sentido seguir apostando por las motos de combustión.

En Ray Electric Motors tenemos claro que pertenecemos a la última generación que puede cambiar las cosas a nivel medioambiental. O hacemos algo desde ya o el futuro que nos espera no nos va a gustar. Es por eso que, ese mismo 2018, empezamos con la construcción de un primer prototipo para testear la viabilidad de fabricar una moto como la RAY 7.7.

LA RAY 7.7 DESDE CERO

Si alguna vez te has preguntado cómo se crea una moto eléctrica desde cero, estás en el artículo indicado. Y aunque no todas se fabrican con la misma dedicación, aquí te hablamos de la nuestra y de cómo ha sido nuestro paso a paso hasta tener la RAY 7.7.

1. DEFINIR

Como en todo proceso creativo lo primero es definir el concepto. En nuestro caso, eso significaba decidir qué tipo de moto eléctrica queríamos ser, para qué tipo de trayectos, en qué tipo de entornos, con qué prestaciones, qué funcionalidades… En definitiva, responder a todas esas preguntas que nos ayudaran a dar con la personalidad de la RAY 7.7.

2. DISEÑAR

Desde el papel hasta el ordenador, en este segundo paso nos dedicamos a diseñar en profundidad todos y cada uno de los componentes de la RAY 7.7. Desde las piezas más básicas como, el manillar, la horquilla, el basculante o las llantas, hasta el powertrain, es decir, el sistema de propulsión de la moto y sus principales componentes: el PowerBlock y el motor. 

Una vez diseñadas estas partes más interiores, empezamos con el diseño exterior. Valoramos muchas propuestas de nuestros diseñadores hasta dar con la que más se adecuaba a la personalidad de la RAY 7.7 teniendo en cuenta, sobretodo, sus necesidades aerodinámicas.

3. EL CLAY

En el mundo del motor puedes pasar del papel al ordenador y del ordenador a la fabricación sin más o, como nosotros,  puedes hacer un paso intermedio: el clay, un modelo de arcilla 1:1, para ver el prototipo a tamaño real antes de fabricarlo. De esta manera puedes evaluar las sensaciones de subirte en la futura moto y ajustar todo aquello que necesite a partir de tus sensaciones, cosa que con una pantalla de ordenador no se puede lograr. De ahí que todas las grandes marcas de automoción hagan clays. 

4. SCANEAR

Una vez ajustado el clay, scaneamos y generamos, ahora sí, un modelo 3D para, seguidamente, poder producirlo.

5. EL SISTEMA ELÉCTRICO

En paralelo al clay, desarrollamos todo el sistema eléctrico y de comunicaciones de la moto. La VCU, el cerebro de la moto, la programación del software y todos los protocolos de comunicación, el diseño del cableado, etc.

6. PROTOTIPO PRESERIE

El siguiente paso es producir el prototipo preserie a partir de una impresión 3D de los elementos exteriores para después ensamblarlos a mano y de uno en uno hasta conseguir montarla entera.

7. TESTEAR

Seguidamente testeamos el prototipo preserie para identificar mejoras y arreglarlas antes de pasar a la fase de industrialización del modelo, punto en el que justamente estamos ahora con la RAY 7.7.

8. LA PRODUCCIÓN

En breve entraremos en la fase de producción en serie (2021), en nuestro centro de producción en Barcelona, y tendremos a la RAY 7.7 lista para recorrer la ciudad y lo que la rodea.

TU RAY 7.7

Desde el primer día en que empezamos a pensar en la RAY 7.7 tuvimos muy claro que queríamos ser una solución de movilidad sostenible que no existía hasta la fecha. Había motos eléctricas, sí, pero ninguna Scooter eléctrica que combinara la agilidad de movimiento dentro de ciudad con la capacidad de hacer trayectos en vías rápidas interurbanas de manera cómoda y segura. Hasta ahora. 

La RAY 7.7, por un lado, cuenta con una batería de 7,7 kWh, lo que la convierte en la mejor de su categoría. Además, combina la agilidad de movimiento en entorno urbano (gracias a su tamaño) y fuera de él, en autovía, llegando a velocidades de hasta 125 km/h, cosa que la convertirá en la scooter de la categoría L3e (equivalente a 125cc) más rápida del mercado. Y todo esto sin que tengas la sensación de inseguridad o miedo a que te adelanten otros vehículos como sucede con otras scooters eléctricas o incluso con la mayoría de scooters de 125cc. 

Y por otro lado, si hablamos de autonomía, con la RAY 7.7 podrás recorrer 100 km en vías rápidas y 150 km en conducción mixta. 

La RAY 7.7 es una moto diferente, y no solo por su diseño y avances tecnológicos, sino por compartir los principios de una sociedad que cada vez tiene más claro que el futuro será más sostenible o no será.

¿QUIERES UNA RAY 7.7?

Si leyendo todo esto te han entrado ganas de subirte a una RAY 7.7, las buenas noticias son que queda muy poquito para que puedas hacerlo. Por ahora, y hasta el 30 de octubre, puedes reservar tu RAY, con un casco edición limitada, por solo 5.950 €.  Y si además eres de las primeras personas en reservar, podrás participar en un test drive exclusivo con uno de nuestros primeros modelos preserie. ¿A qué esperas?

Share on facebook
COMPARTIR EN FACEBOOK
Right Menu Icon